salmos meirino gumer

Salmo 119, 145-152, cada día veintiuno de enero, levántate con la aurora

Levántate por la mañana y, si te hace bien, grita, porque Dios escucha. Ya hay […]