Salmo 41 (40), cada día dieciséis de enero, ¡Señor, sáname!

¡Señor, sáname! Es el grito de este salmo y es una hermosa oración. ¡Señor, sáname! […]