Salmo 56 (55), cada día cuatro de febrero, no temo

En la existencia humana, casi siempre, es más importante lo que no se ve, que […]