Salmo 119 (118) M, cada día cinco de mayo, ¿quién es tu maestro?

Habló poco, claro, conciso, concreto, certero…, uno me miró y dijo: –¿Dónde estudió? ¡Qué lucidez! […]