los tapones buena noticiaSi es conveniente, de vez en cuando, colocar una mordaza en la boca y una venda en los ojos, tampoco vienen mal unos tapones. Podríamos decir: “Pondré unos tapones a mis oídos y a mi nariz”.

José comenta: “mi abuelo está siempre de mal humor, solo habla de los vecinos, de los compañeros de trabajo, de mujeres ajenas e incluso de su propia familia…, no me encuentro a gusto a su lado, no sé qué hacer, ¡es mi abuelo!…, pero no me gusta que hablé mal de todo el mundo”.
A mí me pasa algo parecido en el trabajo-ahora la que habla es Paula- la mitad de las horas que pasó en la oficina lo único que escucho son malas palabras o comentarios sobre los jefes, sobre los políticos, sobre compañeros que no están presentes. A veces, incluso siento malos olores. Cuando mis compañeros se van a tomar café, limpio todo con vinagre. Pero no sé de dónde vienen esos olores, que siguen ahí”.

¿Qué quiere decir poner tapones en oídos y nariz?

Según un refrán popular, es peor el que escucha un “chisme” que el que lo repite. Pues bien, hay ocasiones que es conveniente poner un tapón a los oídos para no escuchar malos comentarios, nefastas noticias u opiniones negativas de personas que no están presentes para defenderse e incluso frenar a los que empiezan a emponzoñar el ambiente con maledicencias o juicios sobre personas no presentes. Incluso esos comentarios pueden dejar olores. Y en donde hay mal olor no puede haber buena energía, o como dicen hoy los jóvenes, no hay onda positiva, buena onda. De hecho algunos santos y místicos, de las distintas religiones desprendían un suave y agradable olor incluso después de morir, su cadáver olía a flores.
Es el caso de una religiosa, llamada Crescencia, -que rezaba por y con los enfermos- que dejaba olor a violetas por donde pasaba y que el perfume a esa flor persistía a su lado después de sus muerte. Mientras que otros, como el caso de los compañeros de trabajo de Paula, dejan mal olor en el ambiente con sus comentarios sobre los demás o su negatividad.
Por eso, en ocasiones, es recomendable un tapón en nariz y oídos.

Gumersindo Meiriño Fernández

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.