Foto Bety P. Paradela
Foto Bety P. Paradela

La experiencia del pueblo de Israel fuera de su tierra, lejos de su hogar produjo en ellos una fuerte conmoción, la vuelta a la tierra prometida una inmensa alegría.
Así es la realidad tuya y mía de cada día, cuando actuamos, pensamos en contra de nuestra naturaleza nos sentimos desamparados, desesperados, como lejos del hogar. Por el contrario, cuando lo hacemos de acuerdo a nuestra naturaleza de hijos de Dios, nuestra vida toma aire y regresamos al calor del hogar, y, como dice el salmo, la boca se llena de risas, la lengua de cantares….

Feliz jornada de los santos ángeles custodios, cuya fiesta celebramos hoy, ellos son nuestros guías al Hogar de la Alegría…….Seguir leyendo →

SALMO 126-125

Cuando el Señor cambió la suerte de Sión,
nos parecía soñar:
la boca se nos llenaba de risas,
la lengua de cantares.

Hasta los gentiles decían:
«El Señor ha estado grande con ellos».
El Señor ha estado grande con nosotros,
y estamos alegres.

Que el Señor cambie nuestra suerte,
como los torrentes del Negueb.
Los que sembraban con lágrimas,
cosechan entre cantares.

Al ir, iba llorando,
llevando la semilla;
al volver, vuelve cantando,
trayendo sus gavillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.