Foto Ruth Dacunda
Foto Ruth Dacunda

Esta es una “hermana pregunta” que acecha muchas veces la mente humana: ¿merece la pena portarse bien, ser bueno?
Porque si miramos a nuestro alrededor nos parece ver cómo el malvado crece cada día más en beneficios mientras que el bueno, cada vez más en desgracias. Además cuando soy bueno pensando así me convierto en envidioso y por tanto en malvado, en uno de ellos…
El salmista encontró la respuesta a esta pregunta,  cuando “entró en el santuario”.
Entra tú también en tu santuario, habla con Dios, pide luz al Espíritu Santo, descubrirás que la realidad es tan distinta que ya no volverás a añorar la maldad, porque bajo una apariencia engañosa el malo está en el precipicio, los malvados “están en el resbaladero y cerca de la ruina”… Mientras que el hombre bueno “es llevado de la mano y su destino es glorioso”.
Hoy, y cada día, elige la bondad, aleja la envidia. Paz y bien. Bendiciones.

Salmo 73-72

Qué bueno es Dios, oh Israel,
para los limpios de corazón!
Pero yo a punto estuve de tropezar,
mis piernas casi llegaron a vacilar,
porque envidiaba a los perversos
viendo prosperar a los malvados.

Para ellos no hay sinsabores,
sano y robusto está su cuerpo;
no pasan las fatigas de los mortales
ni son vejados por los humanos.
Y es que su collar es el orgullo

y se visten un traje de violencia.
Sus ojos brillan de felicidad,
de presunción desborda su corazón.

Insultan, hablan con malicia,
altivamente hablan de opresión.
Su boca se eleva contra el cielo
y su lengua se pasea por la tierra.

Por eso mi pueblo va tras ellos
y bebe copiosamente de sus aguas.
Dicen: ¿va a saberlo Dios,
se va a enterar el Altísimo?

Así son los malvados,
que, despreocupados del Eterno,
aumentan sus riquezas.

Entonces, ¿purifiqué en vano mi corazón
y me lavé las manos como inocente,
aguanté afrentas todo el día
y fui castigado cada mañana?

Si hubiera dicho: Hablaré como ellos,
habría traicionado el linaje de tus hijos.

Meditaba yo para entenderlo,
pero me resultaba muy difícil.
Hasta que entré en el santuario de Dios
y comprendí el destino de ellos.

Es verdad: los pones en el resbaladero,
y los empujas a la ruina;
¡Qué pronto se convierten en horror
y acaban consumidos de espanto!

Como un ensueño al despertar, Señor,
al levantarte desprecias su figura.
Cuando mi corazón se amargaba,
cuando me torturaba en mi interior,
yo era un necio y un ignorante,
era sólo un animal ante ti.

Pero yo siempre estaré contigo:
me tomas de la mano derecha,
me guías según tus planes
y me llevas a un destino glorioso.

¿A quién tengo yo en el cielo?
Contigo nada deseo en la tierra.
Aunque se consumen mi carne y mi corazón,
Dios es siempre el apoyo
de mi corazón y mi herencia.

Sí, los que se alejan de ti se pierden,
destruyes a los que te son infieles.
Pero mi bien es estar junto a Dios,
hacer de mi Dueño, el Señor, mi refugio
y contar todas tus acciones.

One thought on “Cada día once de agosto, salmo 73-72, elige siempre la bondad

  1. ¡Qué hermoso Salmo! Nos describe:cuántas veces decimos,”mis piernas llegaron a vacilar porque envidiaba a los perversos,viendo
    prosperar a los malvados”!!Y justamente, Nos convertimos en ellos al sentir envidia..
    “Se visten con trajes de violencia.Sus ojos
    Brillan de felicidad “Quién de nosotros no pensó alguna vez, que era mejor estar en esa posición?..De allí aquello de:”meditaba yo para entenderlo, pero me resultaba muy dificil “..Por supuesto que cuesta entender esta dicotomia, entre lo que vivimos quie-
    nes estamos en la Buena Senda,y aún así sufrimos…y los que hacen daño y continúan
    Viviendo como NADA.. .pero hete aquí,que a la LARGA,lo que debe importarnos es que
    DIOS nos toma de la Mano DERECHA,Nos Guía según sus planes y nos lleva a un Des-
    tino Glorioso!
    !POR ESO ES SIEMPRE APOYO DE NUESTRO CORAZÓN Y HERENCIA!!!ESTE SALÓN ES MUY IMPORTANTE.
    Para meditar este problema cotidiano y pre-
    sente en todos los seres HUMANOS!! !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *