Foto Irupé Dacunda
Foto Irupé Dacunda

Es uno de los salmos más conocidos. Recitarlo desde el corazón da paz y serenidad.
El salmo nos sitúa en el contexto de que somos personas peregrinas, caminantes, de paso.
El peregrino eres tú, soy yo. Caminas pero no solo hay Alguien que te  va abriendo el camino; el buen pastor te guía, te protege, te avisa de los peligros…
Al mismo tiempo te da un tiempo de descanso para luego retomar el camino. Te espera y prepara un buen lugar donde reposar y una mesa llena de los frutos necesarios, rebosante, necesaria para recuperar las fuerzas.
Amigo-a camina con fe, con alegría.
Dios Pastor y Hospedero que te acompaña cada día, te guía y te acoge.

Paz y bien. Bendiciones

Salmo 23-22

El Señor es mi pastor nada me falta
En verdes praderas me hace reposar,
me conduce a fuentes tranquilas
y recrea mis fuerzas.

Me guía el sendero adecuado
haciendo gala su oficio.

Aunque camine por lúgubres cañadas,
ningún mal temeré, porque tú vas conmigo;
tu vara y tu bastón me defienden.

Preparas ante mí una mesa
en presencia de mis enemigos;
me unges con perfume la cabeza,
y mi copa rebosa.

¡La bondad y el amor me escoltan
todos los días de mi vida!

Y habitaré en la casa del Señor
a lo largo de mis días.

2 thoughts on “Cada día quince de junio, salmo 23-22, Guía y Hospedero en tu viaje

  1. Este es un Salmo especial…cada vez que lo leo, me imagino un Encuentro Profundo con Jesús..Gran Pastor en el Campo de la Vida!
    Él viene a mi ENCUENTRO.. y en un Apretado ABRAZO, ME DA ALEGRÍA Y CONSUELO!!
    ES un Salmo TAN bello,que no deja lugar a dudas lo que TRANSMITE EN SI MISMO!!!GRACIAS!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.