corazon-firme-gumersindo-me
Foto Carlos Nava

La envidia es mala consejera. No escuches a nadie hablar mal de otra persona.
Hay algunos que movidos por esa “mala rata”, porque corroe e infecta, llamada envidia, dice cosas realmente asombrosas de personas buenas, que seguramente tienen defectos, como los tenemos tú y yo.
Esa “mala rata” llamada envidia, intenta corroer a esa persona buena, pero a quién más destruye es al envidioso. La envidia tiene efecto boomerang, como todo lo malo. A quién más daña es al que la produce.
Al mismo tiempo, intenta infectar lo que esa otra persona para que el bien no se extienda.
La “mala rata” seguirá creciendo.
Pero Dios tiene sus planes y el corazón justo no tiembla, está seguro y firme…
Si tu corazón está así…, tu vida está bendecida. ¡Adelante!

SALMO 112-111

Dichoso quien teme al Señor
y ama de corazón sus mandatos.
Su linaje será poderoso en la tierra,
la descendencia del justo será bendita.

En su casa habrá riquezas y abundancia,
su caridad es constante, sin falta.
En las tinieblas brilla como una luz
el que es justo, clemente y compasivo.

Dichoso el que se apiada y presta,
y administra rectamente sus asuntos.
El justo jamás vacilará,
su recuerdo será perpetuo.

No temerá las malas noticias,
su corazón está firme en el Señor.
Su corazón está seguro, sin temor,
hasta que vea derrotados a sus enemigos.

Reparte limosna a los pobres;
su caridad es constante, sin falta,
y alzará la frente con dignidad.

El malvado, al verlo, se irritará,
rechinará los dientes hasta consumirse.
La ambición del malvado fracasará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.