gumer-meirino“Los días, los años, pasan volando”, dice la gente con la que te encuentras.
Pues bien, estamos a tres días del año nuevo. Te propongo una revisión de este tiempo en que hemos dado una vuelta completa alrededor del sol.
Este primer día en el nombre de Dios,  Padre, revisa todas tus obras. Dios es el Creador, “el que hizo todas las cosas”, analiza hechos concretos, en tu familia, con tus compañeros de trabajo, con tus amigos…
Puede que estés ya haciendo balance anual de tus cuentas, de tus ingresos y gastos, pues, adelante haz un balance de tus actuaciones de este periodo de tu existencia.
Haz tu cuenta de los actos que “ingresaste” en tu conciencia y los cuales vas a intentar repetir y mejorar los próximos trescientos sesenta y cinco días.Mira también con compasión los que quieres dejar en el olvido, pero tenlos en cuenta para aprender de ellos y no volver a repetirlos.
Y recuerda eres una persona creadora, con tus actos construyes, pero también, puedes destruir. Dios Padre Creador, te guíe. Buen día.

Salmo 97-96

El Señor reina, salte de gozo la tierra,
alégrense las islas innumerables.
Nubes y nubarrones lo rodean,
Justicia y Derecho sostienen su trono.

Delante de él avanza fuego,
que llamea también a su espalda.
Sus relámpagos iluminan el mundo,
y al verlo, la tierra se estremece.

Los montes se derriten como cera en presencia del Señor,
ante el Dueño de toda la tierra.
Los cielos proclaman su justicia
y todos los pueblos contemplan su gloria.

Se sonrojan los que adoran estatuas
y los que se glorían en sus nulidades;
ante él se postran todos los dioses.

Lo oye Sión y se alegra,
se regocijan las poblaciones de Judá,
por tu actuación providencial, Señor,
porque tú Señor, eres el Altísimo sobre toda la tierra,
muy por encima de todos los dioses.

El Señor ama a quienes odian el mal,
preserva la vida de sus fieles,
los libra de la mano del malvado.

Despunta la luz para los justos
y la alegría para los rectos de corazón.
Festejen, justos, al Señor,
den gracias a su Nombre santo.