sabiduria gumersindo meirino

Leer lo que pasa a nuestro alrededor, no es fácil. A veces, interpretamos lo que nos pasa en sentido negativo.
Un día llegaba a una reunión. Al abrirme la puerta, el sacerdote me dijo que me veía preocupado. Le contesté que venía de ver a mi abuelita que estaba en el hospital. : −Te felicito− me dijo. Yo le respondí: −¿Por qué?− pregunté. Y él respondió: −Porque aún tienes abuela.
Saber interpretar los acontecimientos de cada día, leer lo que pasa a tu alrededor, ver el lado positivo, aprender de cada suceso, dar gracias por lo que va sucediendo, sonreír a la vida, descifrar el mensaje que hay detrás de cada minuto vivido…
Es de sabios saber vivir, independientemente de las circunstancias.
Pero, dice el salmo, “el ignorante no las entiende ni el necio se da cuenta”.
Abre los ojos, pon amor en tu corazón, y atención en todo lo que haces, comprende que todo lo que pasa es para bien y te darás cuenta de que la vida es hermosa, vale la pena vivirla conscientemente.
No dejes pasar ningún día sin analizar lo vivido cada día y su significado profundo.
Feliz día, amigo-a

SALMO 92-91

Es bueno dar gracias al Señor
y tañer para tu nombre, oh Altísimo,
proclamar por la mañana tu misericordia
y de noche tu fidelidad,
con arpas de diez cuerdas y laúdes,
sobre arpegios de cítaras.

Tus acciones, Señor, son mi alegría,
y mi júbilo, las obras de tus manos.
¡Qué magníficas son tus obras, Señor,
qué profundos tus designios!
El ignorante no los entiende
ni el necio se da cuenta.

Aunque germinen como hierba los malvados
y florezcan los malhechores,
serán destruidos para siempre.
Tú, en cambio, Señor,
eres excelso por los siglos.

Porque tus enemigos, Señor, perecerán,
los malhechores serán dispersados;
pero a mí me das la fuerza de un búfalo
y me unges con aceite nuevo.
Mis ojos despreciarán a mis enemigos,
mis oídos escucharán su derrota.

El justo crecerá como una palmera,
se alzará como un cedro del Líbano:
plantado en la casa del Señor,
crecerá en los atrios de nuestro Dios;

en la vejez seguirá dando fruto
y estará lozano y frondoso,
para proclamar que el Señor es justo,
que en mi Roca no existe la maldad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.