divina-misericordiaMisericordia es la palabra que parece resonar con más ecos en el corazón humano de hoy. Al menos en el corazón que busca la paz.
Todos los dones que hacen feliz al ser humano, proceden del Amor. Y una de los primeros frutos que nacen en el corazón del que ama de verdad es la misericordia.
Decía Francisco, el Papa, La misericordia a la cual somos llamados abraza a toda la creación, que Dios nos ha confiado para ser cuidadores y no explotadores, o peor todavía, destructores.
Y, en otra ocasión recordaba, Tener un corazón misericordioso no significa tener un corazón débil. Quien desea ser misericordioso necesita un corazón fuerte, firme, cerrado al tentador, pero abierto a Dios.
Necesita el universo de tu corazón fuerte, misericordioso, firme, abierto a Dios. Fuerte para disculpar, para animar, para alentar, para escuchar, para comprender, para ser compasivo.
Necesita el universo tu corazón misericordioso, como el de Dios, que llena la tierra. Únete a esa marea de personas que siembran misericordia, compasión, comprensión…,
Feliz día, feliz domingo de la Misericordia.

Salmo 118-117,  1-6. 19-25. 28-29

¡Aleluya!
Dad gracias al Señor porque es bueno,
porque es eterna su misericordia.

Diga la casa de Israel:
eterna es su misericordia.

Diga la casa de Aarón:
eterna es su misericordia.

Digan los fieles del Señor:
eterna es su misericordia.

En el peligro grité al Señor,
y me escuchó, poniéndome a salvo.

Abridme las puertas del triunfo,
y entraré para dar gracias al Señor.

Esta es la puerta del Señor:
los vencedores entrarán por ella.

Te doy gracias porque me escuchaste
y fuiste mi salvación.

La piedra que desecharon los arquitectos
es ahora la piedra angular.
Es el Señor quien lo ha hecho,
ha sido un milagro patente.

Éste es el día en que actuó el Señor:
sea nuestra alegría y nuestro gozo.
Señor, danos la salvación;
Señor, danos prosperidad.

Tú eres mi Dios, te doy gracias;
Dios mío, yo te ensalzo.

Dad gracias al Señor porque es bueno,
porque es eterna su misericordia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.