Imagen de nuspla en Pixabay

Este cántico de alabanza  se atribuye a Judit, una de las heroínas  de Israel, que liberó a su pueblo en un momento delicado. En él se manifiesta el auténtico rostro de Dios, amante de la paz. Israel se salva gracias a Judit que es guiada por Dios.
La intención es dar ánimo a los que tienen la tentación del desaliento ante una situación difícil.
Mantra- Jaculatoria- Decreto: «Enviaste tu aliento y la construiste, nada puede resistir a tu voz«.
Hoy es la noche de san Juan, mañana fiesta de San Juan Bautista, puedes hacer este ejercicio, clik aquí.
Para conocer los Rituales de San Juan haz clik aquí.
Hasta mañana, paz y bien.

Cántico de Judith,  Jdt. 16, 2-3. 15 -19

¡Alabad a mi Dios con tambores,
elevad cantos al Señor con cítaras,
ofrecedle los acordes de un salmo de alabanza,
ensalzad e invocad su nombre!
Porque el Señor es un Dios quebrantador de guerras,
su nombre es el Señor.

Cantaré a mi Dios un cántico nuevo:
Señor tú eres grande y glorioso,
admirable en tu fuerza, invencible.

Que te sirva toda la creación,
porque tú lo mandaste y existió;
enviaste tu aliento y la construiste,
nada puede resistir a tu voz.

Sacudirán las olas los cimientos de los montes,
las peñas en tus presencias se derretirán como cera,
pero tú serás propicio a tus fieles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.