Parque Natural Iguazú, imagen de Adrián Nava

El ser humano se aferra con frecuencia a la esperanza. El mañana será mejor. Es lo que propone también el anciano Tobit, en su cántico. Pero no hay futuro mejor sin la fidelidad del presente.
En el horizonte que propone Tobit está Jerusalén la ciudad de la paz  que será reconstruida. Sí, -lo hemos dicho más de una vez en estos comentarios- la esperanza de paz es cierta para los que se mueven en el momento presente por los caminos de justicia.
Hoy sexto día  de la Novena a San Benito, para seguir con la novena haz clik aquí.
Decreto- Mantra- Jaculatoria: Una luz esplendente iluminará a todas las regiones de la tierra.

CÁNTICO DE TOBÍAS (Tb 13, 10-13. 15-17)

Que todos alaben al Señor
y le den gracias en Jerusalén.
Jerusalén, ciudad santa,
él te castigó por las obras de tus hijos,
pero volverá a apiadarse del pueblo justo.

Da gracias al Señor como es debido
y bendice al Rey de los siglos,
para que su templo
sea reconstruido con júbilo,

para que él alegre en ti
a todos los desterrados,
y ame en ti a todos los desgraciados,
por los siglos de los siglos.

Una luz esplendente iluminará
a todas las regiones de la tierra.
Vendrán a ti de lejos muchos pueblos,
y los habitantes del confín de la tierra
vendrán a visitar al Señor, tu Dios,
con ofrendas para el rey del cielo.

Generaciones sin fin
cantarán vítores en tu recinto,
y el nombre de la elegida
durará para siempre.

Saldrás entonces con júbilo
al encuentro del pueblo justo,
porque todos se reunirán
para bendecir al Señor del mundo.

Dichosos los que te aman,
dichosos los que te desean la paz.

Bendice, alma mía, al Señor,
al rey soberano,
porque Jerusalén será reconstruida,
y allí, su templo para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.