Imagen de Laura Lissa

Cántico breve que se encuentra en el libro del Apocalipsis y que inicia una escena nueva y grandiosa: tras las siete trompetas y las siete copas  los justos de la tierra entonan un himno de salvación. Del mismo modo que los judíos en el Éxodo, después de atravesar el mar, cantaban el himno de Moisés (cf. Ex 15,1-18), así los fieles a Dios elevan a Dios este cántico, después de vencer a la Bestia, enemiga de Dios (cf. Ap 15,2).
Decreto- Mantra- Jaculatoria: «Grandes y maravillosas son tus obras, Señor, Dios omnipotente«.
Paz y bien, feliz día.

CÁNTICO DEL APOCALIPSIS (15, 3-4)

Grandes y maravillosas son tus obras,
Señor, Dios omnipotente,
justos y verdaderos tus caminos,
¡oh Rey de los siglos!

¿Quién no temerá, Señor,
y glorificará tu nombre?
porque tú solo eres santo,
porque vendrán todas las naciones
y se postrarán en tu acatamiento,
porque tus juicios se hicieron manifiestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.