Imagen de Ruth Dacunda

Un cántico lleno de simbolismos. Se representa una visión celestial. En el centro se eleva un trono sobre el que está sentado Dios mismo. Sobre ese trono se sienta un Cordero, símbolo de Cristo resucitado (un «Cordero degollado» pero «de pie», vivo y glorioso).
Cristo es el  señor de la historia. El poder de Cristo sobre la historia, como«Cordero degollado», recuerda a los rituales del Exodo y la liberación del Pueblo de Israel de Egipto; Cristo con su sangre libera, rescata a la Humanidad entera.
Jaculatoria- Mantra- Decreto: Digno es el Cordero degollado de recibir el poder, la riqueza, la sabiduría.
Paz y bien, bendiciones.

CÁNTICO DEL APOCALIPSIS (4, 11; 5, 9. 10. 12)

Eres digno, Señor, Dios nuestro,
de recibir la gloria, el honor y el poder,
porque tú has creado el universo;
porque por tu voluntad lo que no existía fue creado.

Eres digno de tomar el libro y abrir sus sellos,
porque fuiste degollado
y con tu sangre compraste para Dios
hombres de toda raza, lengua, pueblo y nación;
y has hecho de ellos para nuestro Dios
un reino de sacerdotes,
y reinan sobre la tierra.

Digno es el Cordero degollado
de recibir el poder, la riqueza, la sabiduría,
la fuerza, el honor, la gloria y la alabanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.