Tiempo de Pascua

Las mujeres, atemorizadas pero llenas de alegría, se alejaron rápidamente del sepulcro y fueron a dar la noticia a los discípulos.
De pronto, Jesús salió a su encuentro y las saludó, diciendo: «Alegraos».
+++
Teresa Benedicta de la Cruz, Edith Stein escribe:

Señor ¿es posible que alguien pueda renacer
cuando ya ha transcurrido la mitad de su vida? (Jn 3,4).
Tú lo has dicho y para mí se ha hecho realidad.
El peso de las faltas y las penas de mi larga vida me han dejado.

¡De pie, he recibido el manto blanco colocado sobre mi espalda,
símbolo luminoso de la pureza!

Llevé en mi mano el cirio
cuya llama anuncia que arde tu vida santa en mí.
Mi corazón desde entonces se convirtió en el pesebre que espera tu presencia.
+++
Frutos de la Resurrección. Uno muy profundo e indispensable. ¡Alegría!.
¡No me sale la alegría!,- Me comentas. Pues no importa ríe…., ríete…,
al final te dejo un vídeo de Alegría. ¡Di que Sí, a la Alegría! Ríe, sin ganas y sin razón alguna.
¿Por qué he de hacer eso?
«Porque es eterna su Misericordia!
Tercer día de la Novena a Jesús de la Misericordia, pedimos por las personas que intentan ser fieles a su MISION en la vida.
Para hacer la novena   

Salmo 135 A

Dad gracias al Señor porque es bueno:
porque es eterna su misericordia.

Dad gracias al Dios de los dioses:
porque es eterna su misericordia.

Dad gracias al Señor de los señores:
porque es eterna su misericordia.

Sólo él hizo grandes maravillas:
porque es eterna su misericordia.

El hizo sabiamente los cielos:
porque es eterna su misericordia.

El afianzó sobre las aguas la tierra:
porque es eterna su misericordia.

El hizo lumbreras gigantes:
porque es eterna su misericordia.

El sol que gobierna el día:
porque es eterna su misericordia.

La luna que gobierna la noche:
porque es eterna su misericordia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.