Cataratas de Iguazú, imagen de Grace Montiel
Reflexiones para una Cuarentena, en tiempo de Cuaresma

El demonio lo llevó luego a una montaña muy alta; desde allí le hizo ver todos los reinos del mundo con todo su esplendor, y le dijo: «Te daré todo esto, si te postras para adorarme».
Jesús le respondió: «Retírate, Satanás, porque está escrito: Adorarás al Señor, tu Dios, y a él solo rendirás culto».
Entonces el demonio lo dejó, y unos ángeles se acercaron para servirlo.

Hesiquio el Sinaíta, Padre del Desierto, dice:
Que el alma ponga su confianza en Cristo, lo invoque y no tenga miedo. Ella no combate sola sino con el terrible Rey, Jesucristo, Creador de todos los seres, corporales e incorporales, es decir, visibles e invisibles.

Afirmación- Mantra- Jaculatoria- Decreto, de hoy la tienes en el enlace del salmo:

Salmo 93 (92), cada día veintidós de marzo, la voz de Dios es más potente

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.