agua-fuenteHoy coincide el ocho de diciembre con la fiesta del bautismo de Jesús.

Hay dos realidades a las que quiero que atiendas de esta fiesta y del salmo de hoy:

El agua: Símbolo de la vida, de la pureza, del movimiento…lo mismo que te lavas, que bebes, que dejas correr el agua antes de beberla, haz lo mismo a nivel espiritual. Limpia tu mente de cosas viejas, lávala; bebe el agua fresca de noticias positivas, de oración, de conversaciones límpidas y transparentes; no te pares en los fallos, en los errores, estás en la vida, muévete siempre hacia lo nuevo y lo mejor.

La voz del cielo: Dios nunca te abandona, estate atento, te llegarán mensajes, palabras, insinuaciones de parte de tu espíritu, de parte de Dios. Ten atención, dedica tiempo al silencio, a la paz, a la relajación para que puedas escucharlos.

El bautismo en agua con voces que llegan de lo Alto, qué hermosa jornada para disfrutar del agua, cuando la bebas, te laves, la veas correr en los ríos….; son voces maravillosas de la naturaleza que hablan de parte de Dios.

Paz y bien, hasta mañana

Salmo 29(28),1a.2.3ac-4.3b.9b-10.

¡Aclamen al Señor, hijos de Dios!
¡Aclamen la gloria del nombre del Señor,
adórenlo al manifestarse su santidad!
¡La voz del Señor sobre las aguas!

el Señor está sobre las aguas torrenciales.
¡La voz del Señor es potente,
la voz del Señor es majestuosa!
El Dios de la gloria hace oír su trueno:

el Señor arrasa las selvas.
El Señor tiene su trono
sobre las aguas celestiales,
el Señor se sienta en su trono de Rey eterno.