Nunca hay oscuridad tan grande que lo llene todo. Tampoco hay luz tan enorme que apague para siempre la oscuridad.
En lo humano, siempre vas a necesitar una luz, una lámpara, un encendedor…, alguna luz -por muy pequeña que sea- para cuando parezca que la noche de la oscuridad te invade…
Afirmación- Decreto- Jaculatoria- Mantra: Lámpara es tu palabra para mis pasos y luz en mis senderos.
Feliz día, hasta mañana, bendiciones.

Salmo 118

N

Lámpara es tu palabra para mis pasos,
luz en mis senderos.

He jurado, y lo ratifico:
cumpliré tus justos mandamientos.

Estoy sumamente afligido,
vivifícame, Señor, según tu palabra.

Acepta, Señor, las ofrendas de mi boca
y enséñame tus mandamientos.

Mi vida está siempre en mis manos,
pero no olvido tu ley.

Los malvados me ponen trampas,
yo no me desvío de tus decretos.

Tus preceptos son mi herencia perpetua,
son el gozo de mi corazón.

Inclino mi corazón a cumplir tus normas,
que son mi recompensa eterna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.