salmo118-meirino-gumersindoSegunda parte del más largo de los salmos. Otros ochos versículos (7+1) en los que el joven busca limpiar su sendero. ¿Cómo lo hará, cómo lo harás, o cómo lo haré?
Aprendiendo a disfrutar. Lo que te dé plenitud, paz y felicidad elígelo; lo que te la robe, te vacíe por dentro, recházalo…, por eso dirá el salmista “en el camino de tus preceptos disfruto mas que con cualquier fortuna“. Aprende a elegir lo mejor siempre, Dios regala siempre lo mejor.
Bendiciones, hasta mañana.

SALMO 119 (118) II

B     9¿Cómo limpiará un joven su sendero?
–Observando tu palabra.
10Te busco de todo corazón:
no me desvíes de tus mandatos.

11Guardo en mi corazón tu promesa
para no pecar contra ti.
12¡Bendito eres, Señor!,
enséñame tus normas.

  13Mis labios recitarán
todo lo que manda tu boca.
14En el camino de tus preceptos disfruto
más que con cualquier fortuna.

15Voy a meditar tus decretos
y a fijarme en tus senderos.
16Me complazco en tus órdenes:
no me olvido de tus palabras.