meirino gumer salmosQuerido amig@. La lucha entre luz y tinieblas en una constante. No todo es luz, porque sino no habría contraste, ni todo es tinieblas sino no habría vida.
En el lado de los seres de la luz se guían por la Palabra de Dios, por la bondad, por el perdón, por la alegría…, los del lado opuesto por la palabra del egoísmo, de la maldad, de la venganza, de la avaricia, de la envidia…
Los dos lados están dentro de ti. Deja que se encienda la luz de tu corazón en cada decisión y en cada palabra y cuando tengas dudas… “lámpara es tu palabra para mis pasos, luz en mi sendero…”, abre la Biblia y lee. Es luz, es lámpara…, pero el camino y la decisión es tuya. Sé consecuente.
Paz y bien. Bendiciones. Hasta mañana.

SALMO 119-118, 105-112

Lámpara es tu palabra para mis pasos,
luz en mi sendero;
lo juro y lo cumpliré:
guardaré tus justos mandamientos;
¡estoy tan afligido!
Señor, dame vida según tu promesa.

Acepta, Señor, los votos que pronuncio,
enséñame tus mandatos;
mi vida está siempre en peligro,
pero no olvido tu voluntad;
los malvados me tendieron un lazo,
pero no me desvié de tus decretos.

Tus preceptos son mi herencia perpetua,
la alegría de mi corazón;
inclino mi corazón a cumplir tus leyes,
siempre y cabalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *