salmo119-meirino-gumerEn los salmos hay muchas peticiones y deseos. Te propongo que la petición de hoy coincida con la del salmista: sea mi corazón íntegro. No podemos dudar de que la bondad, la integridad, la nobleza siguen siendo los valores que nos abren las puertas de la felicidad y de la plenitud. Los orgullosos, los envidiosos…, se encuentran en el camino del destierro. No pierdas nunca tu corazón íntegro. Paz y bien, hasta mañana.

SALMO 119 (118) Y

Y   73Tus manos me hicieron y me plasmaron,
instrúyeme y aprenderé tus mandatos.
74Me miran los que te respetan y se regocijan,
porque he confiado en tu palabra.

75Señor, bien sé que tus mandamientos son justos,
que con razón me humillaste.
76Que tu amor sea mi consuelo
según prometiste a tu siervo.

77Que me alcance tu compasión y viviré,
porque tu ley es mi delicia.
78Sean confundidos
los orgullosos que me calumnian,
yo meditaré tus decretos.

79Vuelvan a mí los que te honran:
que conozcan tus preceptos.
 80Sea mi corazón íntegro en tus normas,
así no quedaré avergonzado.

 

One thought on “Salmo 119 (118) VII, cada día catorce de noviembre, corazón íntegro

  1. Gracias Gumersindo por compartir este tiempo cada día con nosotros , por transmitir todos los días un mensaje de esperanza , por no cansarte jamás al margen de los frutos .. mi familia y yo te agradecemos con todo el corazón.. Amén..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *