Foto Paco Castro ofm
Foto Paco Castro ofm

La Palabra de Dios es luz para los pasos del ser humano. La Palabra de Dios limpia los caminos, los purifica, disipa las tinieblas, abre los ojos del espíritu a la verdadera realidad. La Palabra de Dios no juzga, no condena, no tuerce los senderos…., Cuando descubras que Dios habla, en su Palabra, en los Profetas, en las situaciones de cada jornada…, la luz se enciende y caminas firme, seguro, alegre, feliz…. Dice el salmo «tu palabra ilumina, instruye a los ignorantes»,  «haz brillar tu rostro sobre nosotros…». Cerca de Dios hay luz, claridad  lejos de El, oscuridad, tinieblas…
Que la luz de tu espíritu guíe la jornada de hoy y  la de cada día.
Hasta mañana. Bendiciones

SALMO 119-118, 129-136

Tus preceptos son admirables:
por eso los guarda mi alma.

La explicación de tu palabra ilumina,
instruye a los ignorantes.

Jadeo con la boca abierta,
anhelando tus mandatos.
Vuélvete a mí con piedad,
como haces con quienes te aman.

Afirma mis pasos según tu promesa,
que no me domine maldad alguna.

Líbrame de la opresión de los hombres,
y guardaré tus decretos.

Haz brillar tu rostro sobre tu siervo,
y enséñame tus leyes.

Ríos de lágrimas vierten mis ojos
porque no se guarda tu ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.