Japón, foto de Beatriz Pérez P

Hermoso y cierto. Llega un momento en la Subida por la Escalera del Amor y la Espiritualidad que uno no puede más, no da más…., entonces es cuando más avanza porque Dios hace la obra, construye la casa, vigila la ciudad…., nunca queda derrotado, el hijo de Dios que está unido a Él, nunca.
Jaculatoria- Mantra- Decreto: Si el Señor no construye la casa en vano se cansan los albañiles…
Paz y bien. Bendiciones.

SALMO 127-126

Si el Señor no construye la casa,
en vano se cansan los albañiles;
si el Señor no guarda la ciudad,
en vano vigilan los centinelas.

Es inútil que madruguéis,
que veléis hasta muy tarde,
los que coméis el pan de vuestros sudores:
¡Dios lo da a sus amigos mientras duermen!

La herencia que da el Señor son los hijos;
una recompensa es el fruto de las entrañas;
son saetas en mano de un guerrero
los hijos de la juventud.

Dichoso el hombre que llena
con ellas su aljaba:
no quedará derrotado cuando litigue
con su adversario en la plaza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.