Nature Sanctuary Findhorn
Nature Sanctuary Findhorn

La relación de la persona con su trabajo es realmente importante y, dadas las circunstancias del mundo actual, puede ser mal interpretada. Los que más se valoran son los más pagan. Pero en realidad el trabajo, que ha de dar el sustento necesario para una vida digna a la familia, es mucho más que eso, es la contribución del ser humano a una humanidad mejor, aún más, es la participación con Dios y con los demás seres humanos en un mundo humano, feliz, pleno…
El trabajo no es un peso ni un castigo ni una penalidad, es la labor de participar en la construcción del mundo más amable, por eso, es causa de alegría y plenitud. El trabajo sana y alegra el corazón humano. Bendiciones,  hasta mañana.

SALMO 128-127

¡Dichoso el que respeta al Señor
y sigue sus caminos!

Comerás del trabajo de tus manos,
¡dichoso, tú, que te irá bien!

Tu mujer, como una vid fecunda,
en la intimidad de tu casa,
tus hijos como brotes de olivo
en torno a tu mesa.

Así bendecirá el Dios fiel
al varón que respeta al Señor.

Que el Señor te bendiga desde Sión,
disfruta del bienestar de Jerusalén,
todos los días de tu vida.

Goza de los hijos de tus hijos.
¡Paz a Israel!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.