Seguimos con la promesa que Dios ha dado al rey David de fidelidad.
Mientras David busca construir la mansión para Jahvé…
La mansión de Jhavé es Sión (ciudad símbolo más que material), ha deseado vivir en ella.
Ardiente el deseo de Dios de vivir en el interior del universo, del corazón del ser humano…
Afirmación – Jaculatoria- Mantra- Decreto: El Señor ha elegido a Sión, ha deseado vivir en ella.
Otra bella y simbólica: Enciendo una lámpara para mi Ungido.
Hasta mañana, bendiciones.

Salmo 131 B

El Señor ha jurado a David
una promesa que no retractará:
«a uno de tu linaje
pondré sobre tu trono.

Si tus hijos guardan mi alianza
y los mandamientos que les enseño,
también sus hijos, por siempre,
se sentarán sobre tu trono.»

Porque el Señor ha elegido a Sión,
ha deseado vivir en ella:
«Esta es mi mansión por siempre,
aquí viviré, porque la deseo.

Bendeciré sus provisiones,
a sus pobres los saciaré de pan;
vestiré a sus sacerdotes de gala,
y sus fieles aclamarán con vítores.

Haré germinar el vigor de David,
enciendo una lámpara para mi Ungido.
A sus enemigos los vestiré de ignominia,
sobre él brillará mi diadema.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.