Río Paraná, imagen de Esteban Verellén

El amor, la amistad y la unidad son regalos maravillosos de la vida sin los que no  puede pasar el ser humano si quiere ser pleno y feliz. La amistad verdadera trae paz, alegría y unidad.
Por eso «los enemigos» rompen siempre la unidad, lo dice el refranero popular: «Divide y vencerás«.
Tú, siembra, siempre unidad…, te sentirás pleno y feliz, con paz.
Afirmación – jaculatoria- mantra- decreto: «Qué paz y qué alegría, convivir los hermanos unidos«.
Paz y bien. Hasta mañana.

Salmo 132

Ved qué paz y qué alegría,
convivir los hermanos unidos.

Es ungüento precioso en la cabeza,
que va bajando por la barba,
que baja por la barba de Aarón,
hasta la franja de su ornamento.

Es rocío del Hermón, que va bajando
sobre el monte Sión.
Porque allí manda el Señor la bendición:
la vida para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.