Alto do Cebreiro, foto Paco Castro ofm

Te puedes preguntar alguna vez, ¿cómo es? ¿hasta dónde? …
Pues, la Misericordia del Señor es eterna.
La finitud de lo humano, lo limitado no es para la angustia, sino para valorar lo que eres, el tiempo, los dones recibidos…, es para dar gracias, observando la Misericordia…
Jaculatoria- Mantra- Decreto: «Dad gracias al Señor… porque es eterna su misericordia».
Tercer día del Decenario al Espíritu Santo, haz clik aquí.

Salmo 136 (135) I

Dad gracias al Señor porque es bueno:
porque es eterna su misericordia.

Dad gracias al Dios de los dioses:
porque es eterna su misericordia.

Dad gracias al Señor de los señores:
porque es eterna su misericordia.

Sólo él hizo grandes maravillas:
porque es eterna su misericordia.

Él hizo sabiamente los cielos:
porque es eterna su misericordia.

Él afianzó sobre las aguas la tierra:
porque es eterna su misericordia.

Él hizo lumbreras gigantes:
porque es eterna su misericordia.

El sol que gobierna el día:
porque es eterna su misericordia.

La luna que gobierna la noche:
porque es eterna su misericordia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *