Foto Karina Ajo
Foto Karina Ajo

Los secretos del corazón de Dios están al descubierto, Dios se da a conocer, enseña, muestra…
Por eso cuando alguien dice que no conoce el sentido de su vida, que no sabe para qué está aquí, qué sentido tiene su existencia…, tiene que preguntarse, ¿qué capacidad tengo de escuchar, de ver, de observar, de analizar la realidad? Porque Dios habla, enseña, muestra…, no te olvides que “no hay peor sordo que el que no quiere oír”, dice el refrán. Bendiciones hasta mañana

SALMO 25 (24)

A  A ti, Señor Dios mío, elevo mi alma:
B  en ti confío, no quede defraudado,
ni se rían de mí mis enemigos.

G  Los que esperan en ti no queden defraudados;
queden defraudados
los que traicionan por nada.

D     Indícame, Señor, tus caminos,
enséñame tus sendas;
H  encamíname fielmente, enséñame,
pues tú eres mi Dios salvador,
W  y en ti espero todo el día.

Z Recuerda, Señor, que tu ternura
y tu misericordia son eternas,
H no recuerdes mis pecados juveniles,
y mis culpas;
acuérdate de mí según tu
amor por tu bondad, Señor.

T     El Señor es bueno y recto:
indica su camino a los pecadores;
Y encamina rectamente a los humildes,
enseña su camino a los humildes.

K    Las sendas del Señor son amor y fidelidad
para los que guardan
los preceptos de su alianza.
L   Por tu Nombre, Señor,
perdona mi gran iniquidad.

M    ¿Hay alguien que respete al Señor?
Él le indicará el camino que ha de elegir:
N  La felicidad será su morada
y su descendencia poseerá la tierra.

S  El Señor se confía a sus fieles
y les revela lealmente su alianza.
Mis ojos están fijos en el Señor,
que él sacará mis pies de la red.

P     Vuélvete a mí y ten piedad,
que estoy solo y afligido.
S   Alivia las angustias de mi corazón
y sácame de mis congojas.

Q     Mira mi aflicción y mi fatiga
y perdona todos mis pecados;
R mira cuántos son mis enemigos
cuán violento el odio que me tienen.

S Protege mi vida y líbrame,
no me avergüence
de haberme acogido a ti.

T  La rectitud y la honradez me custodiarán
porque espero en ti.
¡Salva, oh Dios, a Israel
de todos sus angustias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *