Seguimos en la eterna lucha entre maldad y la bondad.  El malvado rezuma maldad por todos los poros de su ser.
Por el lado contrario, Dios rezuma bondad, misericordia, fidelidad, justicia, lealtad.
Acogido a la sombra de las alas divinas, el ser humano puede hacer frente y vencer el mal.
El Amor vence al odio. Lo manifiesta con hermosas frases el salmo de hoy.
Una de ellas te puede servir como decreto para hoy: Los humanos se acogen a la sombra de tus alas.
Hasta mañana, bendiciones.
Recuerda mantener el unox100 en este mes, haz clik aquí.
Léelo o escúchalo:

Salmo 35 

El malvado escucha en su interior
un oráculo del pecado:
«No tengo miedo a Dios,
ni en su presencia».
Porque se hace la ilusión de que su culpa
no será descubierta ni aborrecida.

Las palabras de su boca son maldad y traición,
renuncia a ser sensato y a obrar bien;
acostado medita el crimen,
se obstina en el mal camino,
no rechaza la maldad.

Señor, tu misericordia llega al cielo,
tu fidelidad hasta las nubes;
tu justicia, hasta las altas cordilleras,
tus sentencias son como el océano inmenso.

Tú socorres a hombres y animales;
¡qué inapreciable es tu misericordia, oh Dios!,
los humanos se acogen a la sombra de tus alas;

se nutren de lo sabroso de tu casa,
les das a beber del torrente de tus delicias,
porque en ti está la fuente viva,
y tu luz nos hace ver la luz.

Prolonga tu misericordia con los que te reconocen,
tu justicia, con los rectos de corazón;
que no me pisotee el pie del soberbio,
que no me eche fuera la mano del malvado.

Han fracasado los malhechores;
derribados, no se pueden levantar.

2 thoughts on “Salmo 35, veinticinco de junio, bebe del torrente de las delicias

  1. Paz y alegría , dones que que debemos agradecer a cada instante , una vez me dijo mi maestra , que si tenemos paz , no hace falta pedir más nada , si tenemos paz todo lo otro está allí . Feliz jueves para todos gracias Padre Gumersindo

  2. Los Salmos, son para mí, tragos diarios de afirmación de mi FE…
    Hoy, me siento muy identificado con estas dos partes del Salmo 35
    …. Se nutren de lo sabroso de tu casa,
    les das a beber del torrente de tus delicias,
    porque en ti está la fuente viva,
    y tu luz nos hace ver la luz.

    Prolonga tu misericordia con los que te reconocen,
    tu justicia, con los rectos de corazón;
    que no me pisotee el pie del soberbio,
    que no me eche fuera la mano del malvado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.