Imagen de Lee_seonghak en Pixabay

Jesús le dijo: «Levántate, toma tu camilla y camina».
+++
Dice Francisco Palau: La amapola excede hasta a la misma rosa en hermosura y en variedad de colores: tiene, desde el blanco más puro hasta el carmesí más encendido, graduación admirable…
+++
Filantropía- ahora hay otra palabra más actual-, la  empatía…,; busca en el diccionario estas dos palabras. Y ponlas en marcha; hay muchas formas de plantar en tu corazón una amapola…, escuchando a la persona que lo necesita, llamando al que está solo, teniendo paciencia con la persona pesada con la que convives, sonriendo con afecto al desagradable…
+++
La alegría del corazón y  la paz del alma traen muchas consecuencias, todas ellas positivas.
Una de ellas es el poder dormir tranquilo, en paz.  Con alegría en el corazón, nada ni nadie quita el sueño a un hijo de Dios. Por eso, ante este bellísimo canto de alabanza y petición a Dios, que hemos propuesto como el Salmo del año 2020 te invito a decir con frecuencia, como mantra-jaculatoria: «Solo tu Señor me haces vivir confiado, tranquilo«.
O si quieres esta otra: «Señor has puesto en mi corazón alegría, la recibo.»
Paz y bien, hasta mañana. Bendiciones.

Salmo 4

Escúchame cuando te invoco, Dios, defensor mío;
tú que en el aprieto me diste anchura,
ten piedad de mí y escucha mi oración.

Y vosotros, ¿hasta cuándo ultrajaréis mi honor,
amaréis la falsedad y buscaréis el engaño?
Sabedlo: el Señor hizo milagros en mi favor,
y el Señor me escuchará cuando lo invoque.

Temblad y no pequéis,
reflexionad en el silencio de vuestro lecho;
ofreced sacrificios legítimos
y confiad en el Señor.

Hay muchos que dicen: «¿Quién nos hará ver la dicha,
si la luz de tu rostro ha huido de nosotros?»

Pero tú, Señor, has puesto en mi corazón más alegría
que si abundara en trigo y en vino.

En paz me acuesto y en seguida me duermo,
porque tú sólo, Señor, me haces vivir tranquilo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *