Corrientes Argentina, imagen de Ruth Dacunda

El otro día un buen amigo psicólogo y maestro de yoga comentaba: «ayer de casualidad se me ocurrió mirar el diario que estaba encima de la mesa a primera hora de la mañana y la noticia de la contraportada era horrenda. Esta imagen me impresionó tanto que tardé varias horas en reponerme y en concentrarme plenamente en mi jornada laboral«.
¿Qué es lo primero que haces nada más «saltar de la cama»?
Jaculatoria-mantra- decreto: «Por la mañana te expongo mi causa, y me quedo aguardando«.
Bendiciones, feliz jornada

Salmo 5

Señor, escucha mis palabras,
atiende a mis gemidos,
haz caso de mis gritos de auxilio,
Rey mío y Dios mío. 

A ti te suplico, Señor;
por la mañana escucharás mi voz,
por la mañana te expongo mi causa,
y me quedo aguardando. 

Tú no eres un Dios que ame la maldad,
ni el malvado es tu huésped,
ni el arrogante se mantiene en tu presencia. 

Detestas a los malhechores,
destruyes a los mentirosos;
al hombre sanguinario y traicionero
lo aborrece el Señor.

P
ero yo, por tu gran bondad,
entraré en tu casa,
me postraré ante tu templo santo
con toda reverencia. 

Señor, guíame con tu justicia,
porque tengo enemigos;
alláname tu camino.

E
n su boca no hay sinceridad,
su corazón es perverso;
su garganta es un sepulcro abierto,
mientras halagan con la lengua. 

Que se alegren los que se acogen a ti,
con júbilo eterno;
protégelos, para que se llenen de gozo
los que aman tu nombre. 

Porque tú, Señor, bendices al justo,
y como un escudo lo rodea tu favor. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *