Lugano
Lugano

El lenguaje es importante. Las palabras tienen la fuerza y la energía de las personas que las dicen. Por eso las malas palabras nunca son inocentes, dichas por la boca, salen de un corazón. Palabras sucias brotan de corazón sucio. Palabras dulces brotan de corazón dulce. El malvado tiene doble lengua. De corazón puro nacen palabras limpias, transparentes, consoladoras…Paz y bien, hasta mañana

SALMO 52 51

¿Por qué presumes de tu maldad, valiente?
¿Por qué ultrajas a Dios,
tramando crímenes todo el día?

Tu lengua es navaja afilada,
autor de fraudes.
Prefieres el mal al bien,la mentira a la honradez.
Amas las palabras hirientes,
lengua embustera.

Pues Dios te destruirá para siempre,
te sacará, te arrastrará de la tienda,
arrancará tus raíces del suelo vital.

Al ver esto los justos se asustarán,
se reirán de él diciendo:

Miren al valiente que no consideró
a Dios su refugio,
que confió en sus inmensas riquezas
y se refugió en su crimen.

Pero yo, como verde olivo
en la casa de Dios,
confío en la misericordia de Dios
por siempre jamás.

Te daré gracias siempre
porque has actuado;
proclamaré tu Nombre,
tan bueno con tus fieles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.