salmos ruth dacundaLa misericordia llena la tierra. El ser humano se siente infeliz, perdido, atrapado, solo, “echado entre leones”…, cuando abandona la Misericordia. Uno puede pasar cualquier circunstancia de la mano de Dios, sin perder la honra, la paz, la entereza…, pero sin misericordia, sin recibir la Misericordia en nuestro corazón y repartirla a los demás, el ser humano se siente devorado por dentro, por pasiones sin freno, como la venganza, el odio, la rabia, el temor,…, todas ellas se derriten ante el Amor y la Misericordia.
Piénsalo y actúa en consecuencia…, Bendiciones, hasta mañana, paz y bien

SALMO 57-56

Misericordia, Dios mío, misericordia,
que mi alma se refugia en ti;
me refugio a la sombra de tus alas
mientras pasa la calamidad.

Invoco al Dios Altísimo,
al Dios que hace tanto por mí:
desde el cielo me enviará la salvación,
confundirá a los que ansían matarme,
enviará su gracia y su lealtad.

Estoy echado entre leones
devoradores de hombres;
sus dientes son lanzas y flechas,
su lengua es una espada afilada.

Elévate sobre el cielo, Dios mío,
y llene la tierra tu gloria.
Han tendido una red a mis pasos
para que sucumbiera;
me han cavado delante una fosa,
pero han caído en ella.

Mi corazón está firme, Dios mío,
mi corazón está firme.
Voy a cantar y a tocar:
despierta, gloria mía;
despertad, cítara y arpa;
despertaré a la aurora.

Te daré gracias ante los pueblos, Señor;
tocaré para ti ante las naciones:
por tu bondad, que es más grande que los cielos;
por tu fidelidad, que alcanza a las nubes.

Elévate sobre el cielo, Dios mío,
y llene la tierra tu gloria.

Escúchalo en  voz del autor:

Escúchalo en  voz del autor:

<a href=”http://www.ivoox.com/misericordia-salmo-57-56-audios-mp3_rf_17457431_1.html” title=”Misericordia, salmo 57-56″>Ir a descargar</a>

Otros audios del autor sobre la Misericordia, haz clic sobra la frase subrayada:
¿Qué es la Misericordia?
¿De dónde procede la Misericordia?

Ejercicio místico de Renovación de las Semillas con Jesús de la Misericordia.Especial para Pascua y preparación a Pentecostés.
Renovar las Semillas. Jesús de la Misericordia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *