¿Dónde quieres hospedarte?  Si quieres estar con Dios, piensa en tu tiempo de oración, de meditación…, de tu tiempo dedicado a Dios…., Si tienes dificultades, decepciones, crisis, ¡en dónde te refugias!, ¡a quién acudes!
Este puede ser el decreto- jaculatoria- mantra para hoy: «Quiero hospedarme siempre en tu tienda«.
Bendiciones, hasta mañana, paz y bien.

SALMO 61 60

¡Escucha, oh Dios, mi clamor,
atiende a mi súplica!

Desde el confín de la tierra te invoco
con el corazón abatido.
Llévame a una roca inaccesible,
porque tú eres mi refugio,
mi fortaleza frente al enemigo.

Quiero hospedarme siempre en tu tienda,
refugiado al amparo de tus alas,
pues tú, oh Dios, escuchaste mis votos,
me diste la heredad de los fieles a tu Nombre.

Añade días a los días del rey,
que sus años sean por generaciones;
que reine siempre en presencia de Dios,
que lealtad y fidelidad le hagan guardia.

Y yo cantaré siempre en tu honor
cumpliendo mis votos día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.