salmos meiriñoEl encuentro de la persona con Dios, una especie de primavera en el espíritu que llena el corazón de frutos y que están manifestados de forma bella en este salmo. La abundancia es don de Dios. Abundancia de paz. Abundancia de sabiduría. Abundancia de armonía , “la acequia de Dios va siempre llena de agua”… Recuerda, al mismo tiempo, que el ser humano es similar a la naturaleza, para llegar a la primavera, hay que pasar por el invierno…, no todo el año es primavera…, cada estación tiene su encanto, hay tiempo de sembrar, tiempo de roturar, tiempo de cosechar….
Paz y abundancia para el día de hoy. Hasta mañana. Bendiciones

SALMO 65-64

Oh Dios, tú mereces un himno en Sión,
y a ti se te cumplen los votos,
porque tú escuchas las súplicas.

A ti acude todo mortal
a causa de sus culpas;
nuestros delitos nos abruman,
pero tú los perdonas.

Dichoso el que tú eliges y acercas
para que viva en tus atrios:
que nos saciemos de los bienes de tu casa,
de los dones sagrados de tu templo.

Con portentos de justicia nos respondes,
Dios, salvador nuestro;
tú, esperanza del confín de la tierra
y del océano remoto;

tú que afianzas los montes con tu fuerza,
ceñido de poder;
tú que reprimes el estruendo del mar,
el estruendo de las olas
y el tumulto de los pueblos.

Los habitantes del extremo del orbe
se sobrecogen ante tus signos,
y a las puertas de la aurora y del ocaso
las llenas de júbilo.

Tú cuidas de la tierra, la riegas
y la enriqueces sin medida;
la acequia de Dios va llena de agua,
preparas los trigales;

riegas los surcos, igualas los terrones,
tu llovizna los deja mullidos,
bendices sus brotes;
coronas el año con tus bienes,
tus carriles rezuman abundancia;

rezuman los pastos del páramo,
y las colinas se orlan de alegría;
las praderas se cubren de rebaños,
y los valles se visten de mieses,
que aclaman y cantan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.