paz-gumersindo-meirinoDespués que los Magos se fueron, José y María huyeron a Egipto. El que venía a traer la paz es considerado como un enemigo y tiene que huir a país extraño.
Pero la paz es más fuerte que la guerra y la violencia. Domina de mar a mar. No tiene tanta prensa, no hace tanto ruido, pero el susurro del viento es continuo, el de las bombas solo de vez en cuando.
Sé como el viento, susurra palabras sinceras de paz. No seas como las bombas, con gritos e insultos…, pasa desapercibido, sin ruidos ni estridencias, construyendo el edificio indestruible de la Paz.
Hasta mañana, paz y bien.

SALMO 72- 71, 1-2. 7-8. 10-13

Concede, Señor, tu justicia al rey
y tu rectitud al descendiente de reyes,
para que gobierne a tu pueblo con justicia
y a tus pobres con rectitud.

Que en sus días florezca la justicia
y abunde la paz, mientras dure la luna;
que domine de un mar hasta el otro,
y desde el Río hasta los confines de la tierra.

Que los reyes de Tarsis y de las costas lejanas
le paguen tributo.
Que los reyes de Arabia y de Sabá
le traigan regalos;
que todos los reyes le rindan homenaje
y lo sirvan todas las naciones.

Porque Él librará al pobre que suplica
y al humilde que está desamparado.
Tendrá compasión del débil y del pobre
y salvará la vida de los indigentes.