salmosLa miseria no es de Dios. Dios es generoso, da en medidas rebosantes, abundantes…, donde hay miseria, donde se acumula, donde se mueve el corazón avaricioso, se crea una ponzoña alrededor que no deja respirar el alma…, Dios es siempre generoso, da abundantemente…., –Pues yo le pido a Dios, y parece que no escucha- suelen comentar.
Te consulto, ¿cómo está tu copa?, ¿no estará llena de cosas, que los dones que derrama Dios sobre ti se desparraman por el suelo? ¿no estás siempre pensando en las migajas, en cómo sacar ventaja?…, si es así y tu copa está llena de tus cosas, Dios te está dando, pero no entran en tu copa (en tu corazón) rebosan y caen. Piénsalo, hoy martes de Semana Santa. Paz y bien. Bendiciones

SALMO 72-71, II

Él librará al pobre que clamaba,
al afligido que no tenía protector;
él se apiadará del pobre y del indigente,
y salvará la vida de los pobres;
él rescatará sus vidas de la violencia,
su sangre será preciosa a sus ojos.

Que viva y que le traigan el oro de Saba;
que recen por él continuamente
y lo bendigan todo el día.

Que haya trigo abundante en los campos,
y susurre en lo alto de los montes;
que den fruto como el Líbano,
y broten las espigas como hierba del campo.

Que su nombre sea eterno,
y su fama dure como el sol;
que él sea la bendición de todos los pueblos,
y lo proclamen dichoso todas las razas de la tierra.

Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
el único que hace maravillas;
bendito por siempre su nombre glorioso;
que su gloria llene la tierra.
¡Amén, amén!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *