Foto Paco Castro ofm

 Todo pasa, somos mortales y un día, de estos, nos despedimos. También los ricos, los poderosos, los famosos…., todos. Y entonces … reconoceremos la verdadera justicia y lo que realmente es auténtico y vale la pena.
Puedes repetir esta jaculatoria- mantra- decreto: “Yo declaro…., morirán como cualquier ser humano”.
Hasta mañana, paz y bien.

Salmo 82-81

Dios se levanta en la asamblea divina,
rodeado de dioses juzga.
– ¿Hasta cuándo darán sentencias injustas
poniéndose de parte del culpable?

Defiendan al débil y al huérfano,
hagan justicia al humilde y al necesitado,
salven al débil y al mendigo,
librándolos del poder de los malvados.

No saben, no entienden, caminan a oscuras,
tiemblan hasta los cimientos de la tierra.

Yo declaro: Aunque sean dioses
y todos sean hijos del Altísimo,
morirán como cualquier hombre,
caerán como un príncipe cualquiera.

¡Levántate, oh Dios, y juzga la tierra,
porque tú eres el dueño de todos los pueblos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.