salmos-gumersindo-meirinoAl día siguiente de la Navidad, la liturgia de la iglesia católica presenta al primer mártir cristiano, Esteban (puedes leer su historia en el capítulo 6 y siguientes del libro de los Hechos de los Apóstoles), que muere apedreado, siendo testigo Pablo de Tarso. ¿No has sentido que tu carne se desgarraba ante una injusticia? ¿No has sentido que hay hechos que parecen no tener sentido? Con ojos humanos hay muchas cosas que no entendemos, con mirada mística, puede que sigan sin entenderse, pero aprendes a aceptarlas como son. Recuerda que Dios siempre tiene la última Palabra. Paz y bien, Bendiciones

SALMO 82 81

Dios se levanta en la asamblea divina,
rodeado de dioses juzga.

–¿Hasta cuándo darán sentencias injustas
poniéndose de parte del culpable?
Defiendan al débil y al huérfano,

hagan justicia al humilde y al necesitado,
salven al débil y al mendigo,
librándolos del poder de los malvados.

No saben, no entienden, caminan a oscuras,
tiemblan hasta los cimientos de la tierra.
Yo declaro: Aunque sean dioses
y todos sean hijos del Altísimo,
morirán como cualquier hombre,
caerán como un príncipe cualquiera.

¡Levántate, oh Dios, y juzga la tierra,
porque tú eres el dueño de todos los pueblos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.