Imagen Gabriela Castro

El  mal, de la violencia, de la injusticia…., desde el inicio de la humanidad la pregunta se repite con insistencia, ¿dónde está Dios…, dónde?:
La respuesta sigue dando vueltas en nuestra pequeña mente. El salmista responde. Dios, lo sabe. Todo ha de tener sentido, aunque el ser humano no lo comprenda…
Decreto- Jaculatoria- Mantra: Sabe el Señor que los pensamientos humanos son insustanciales.
Bendiciones, hasta mañana.

Salmo 93 A

Dios de la venganza, Señor,
Dios de la venganza, resplandece.
Levántate, juzga la tierra,
paga su merecido a los soberbios.

¡Hasta cuándo, Señor, los culpables,
hasta cuándo triunfarán los culpables?
Sueltan la lengua profiriendo insolencias,
se jactan los malhechores;

trituran, Señor, a tu pueblo,
oprimen a tu heredad;
asesinan a viudas y forasteros,
degüellan a los huérfanos,
y comentan: «Dios no lo ve,
el Dios de Jacob no se entera.»

Enteraos los más necios del pueblo,
ignorantes, ¿cuánto discurriréis?
El que plantó el oído, ¿no va oír?;
el que formó el ojo, ¿no va a ver?;

el que educa a los pueblos, ¿no va a castigar?;
el que instruye al hombre, ¿no va a saber?
Sabe el Señor que los pensamientos del hombre
son insustanciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.