Salmo 42 (41), cada día ocho de julio, tengo sed del Dios de la vida

¿Has tenido sed alguna vez? ¿No has dicho en alguna ocasión, «me muero de sed»? […]

Cada día ocho de julio, salmo 42-41, cierta melancolía

En el alma, en lo más profundo del ser humano hay una sed, una cierta […]

Salmo 42 (41), cada día tres de enero, sed del Infinito.

Lo que más deseo en el mundo es…., dices con cierta frecuencia. Te lo he […]