Salmo 3, cada día veintiuno de julio, en seguida me duermo

Hay enemigos poderosos que no te dejan dormir bien: miedo – ira – egoísmo – […]

Salmo 3, cada día cuatro de diciembre, el me sostiene

¡Cuántos enemigos! Infinidad y poderosos. Miedo – pereza – ira – egoísmo – desesperación – […]

Salmo 3, veintiocho de mayo, el Señor me sostiene

El que ora a Dios, descubre que tiene «enemigos», «enemigos poderosos». Fíjense si lo son: […]

Cada día veintiocho de mayo salmo 3, Dios es mi escudo

En este salmo te vas a encontrar tres personajes que salen con cierta frecuencia: Dios, […]