Salmo 122 (121), cada día veinticuatro de abril, te deseo todo bien

Hay muchos saludos y palabras hermosas que cuanto más utilizamos más corremos el riesgo de […]

Salmo 121 (120), cada día seis de abril, tu guardián no duerme

El guardián no duerme, no duerme ni reposa, dice el salmista hoy. «Soy muy despistada», […]

Cada día veinticuatro de abril, Paz y bien a los peregrinos, salmo 121

En la invocación final de este salmo parece que respira el espíritu de S. Francisco […]

Cada día seis de abril, el guardián no duerme, salmo 120

Me cuenta el hombre que va a mi lado, taxista de profesión, la impresión de […]