Cada día, siete de febrero, manos inocentes y puro corazón, salmo 24

Para entrar en la presencia de Dios, creador de la tierra, el orbe y todos […]

Salmo 24 (23) Del Señor es la tierra y cuanto la llena

Lo vi de cerca. Estaba bien vestido, era engreído y soberbio. Tenía un alto puesto, […]