Imagen tomada de una foto de Sebastián Salgado

Te propongo seguir este mes de Agosto con el UNOX100,

Mente quieta en Agosto.

Le he preguntado a mi amiga Eileen Caddy, ya sabes la señora de Findhorn, qué rumbo le proponemos a nuestra gente en el UNOX100,  para el mes de agosto.

Eileen se pone siempre contenta cuando le preguntan porque le da alegría compartir lo que recibe en su espíritu. Ella me ha dicho:

Se me mostró un campo de maíz, a punto para ser cosechado. Oí estas palabras :

Hay un tiempo y una estación para cada cosa.
 Nunca dejes para mañana lo que sabes que deberías hacer ahora;
fluye, empero, con el ritmo de la totalidad de la vida y ten perfecta paz.

Me parece muy general ese mensaje Eileen, me puedes decir algo más concreto.

Ella respondió riendo: Mira si te sirve esto. Escuché una voz que me decía,

Sintonízate conmigo en la paz y en la quietud. ¿Cómo puedes esperar escuchar Mi pequeña voz silenciosa cuando hay agitación en tu interior y estás demasiado ocupada como para quedarte quieta y escuchar?

A medida que aprendas a estar sosegada, serás capaz de hacerlo, sin que importe lo que estés haciendo ni dónde te encuentres.

Bueno, Eileen, ahí ya estamos un poco más centrados. Para este mes querido-a amigo-a ya tenemos el objetivo. ¿Qué te parece? ¿Te atreves a Mantener la paz y la serenidad INTERIOR?
Te propongo para ello que incorpores una oración que es muy conocida. Quizás la sepas de memoria, pero no importa has de hacerla pensando que siempre en tu mente hay paz, serenidad, quietud…

Mira el lago… Está revuelto. Olas de cinco metros de altura. Viento fuerte impetuoso…, algunos en el mundo pueden estar así…. Tú, no, porque sabes que “pequeña voz silenciosa” de la que habla nuestra amiga Eileen, solo puede ser escuchada cuando…,

Mira el lago… Está tranquilo. Sin olas, sereno, con un viento suave, con el cielo y las nubes reflejadas en las aguas en calma…Tú recibes en tu corazón, “esa pequeña voz silenciosa” que te relaja, te alienta, te anima…

Tú decides cómo tener el lago de tu mente…., ¡No tengas míedo, toda tempestad pasa!

Esta es la oración, que te propongo para que le digas con el corazón, al menos una vez al día, se le atribuye a Francisco de Asís, y se le dice la Oración de la Paz…haz clic AQUÍ.

Paciencia y Alegría.

Gumersindo Meiriño Fernández.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.