ESPIRITU_SANTO-1−P. Gumer, el otro día dijo que nos iba a hablar del Decenario al Espíritu Santo….-insiste Majo, mientras no deja de sembrar risas por doquier.

−Sí, Majo,− respondo−. Antiguamente el refranero popular decía, “Tres jueves hay en el año que relucen más que el Sol, Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión”.

Pues bien, Jesús resucita un domingo, que llamamos Domingo de Pascua.  Después de aparecerse varias veces a los discípulos a los cuarenta días sube a los cielos, y ese es uno de los jueves que relucen más que el sol, se llama la fiesta de la Ascensión.

− ¡Cómo mi tía abuela, que se llama Ascensión!−comenta Federico, con su risa, sin dientes, se le cayeron los dientes de la leche, y, a sus diez años lucha uno de ellos por salir.

Pues sí, Federico, como tú tía abuela Ascensión, que lleva ese nombre en honor a este reluciente jueves en el que Jesús sube al Cielo en cuerpo y alma. Desde la Ascensión quedan diez días hasta la fiesta de Pentecostés, el día del Espíritu Santo. En esos diez días nos preparamos para recibir el Espíritu Santo.

En resumen:

El Decenario del Espíritu Santo se suele rezar desde la fiesta de la Ascensión hasta la fiesta de Pentecostés.

Pero también se puede rezar cualquier momento del año.

Se llama Decenario porque son diez días los que van desde la Ascensión hasta la fiesta del Espíritu Santo o Pentecostés.

Para hacer el Decenario al Espíritu Santo puede hacer clik aquí

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.