espíritu-santoHaz todo como en el esquema propuesto en este enlace y luego cuando lleguen el momento de las lecturas puedes leer esta lectura u otra.

Evangelio según San Juan 16,23b-28: Aquél día no me harán más preguntas. Les aseguro que todo lo que pidan al Padre, él se lo concederá en mi Nombre.
Hasta ahora, no han pedido nada en mi Nombre. Pidan y recibirán, y tendrán una alegría que será perfecta.
Les he dicho todo esto por medio de parábolas. Llega la hora en que ya no les hablaré por medio de parábolas, sino que les hablaré claramente del Padre.
Aquel día ustedes pedirán en mi Nombre; y no será necesario que yo ruegue al Padre por ustedes,  ya que él mismo los ama, porque ustedes me aman y han creído que yo vengo de Dios.
Salí del Padre y vine al mundo. Ahora dejo el mundo y voy al Padre”.

Reflexión:

Dios te escucha atentamente, Dios te concede lo que pides. Ahora bien, no olvides que a veces pides cosas que no te convienen o algo que depende de ti, que Dios no puede obligarte a cumplir recibir los dones. Es como el padre que llama a su hijo le da un consejo, una indicación y el hijo le tuerce la cara…

Dios te escucha, Dios te ama, háblale con confianza y escúchalo, porque si le escuchas El te va guiando e indicando como conseguir todo lo que a tu espíritu le conviene.

Ven a mí, Espíritu Santo, Espíritu de Sabiduría. Amén.

Oraciones finales

¡Espíritu Santo envía sobre mí, sobre mi familia, sobre mi trabajo los siete dones para que se haga la voluntad de Dios sobre mí y sobre toda la creación!
Ilumina mi mente para descubrir tu voluntad, fortalece mi voluntad para cumplirla Por Jesucristo nuestro Señor Amén.
¡Oh, María, sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a ti!
¡Jesús en ti confío!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *