Salmo 88 A, te fundaré un linaje perpetuo, veintisiete de noviembre

Y el otro ladrón le decía: «Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu reino». […]